Mi nombre es Victoria, una lucha por la identidad / Victoria Donda

$39.00

Shipping calculated at checkout

Sudamericana

$39.00

Shipping calculated at checkout

Sudamericana

Mi nombre es Victoria, una lucha por la identidad / Victoria Donda

$39.00

Shipping calculated at checkout

Sudamericana

Título del libro Mi Nombre Es Victoria Una Lucha Por La Identidad (rustica)
Idioma Español
Editorial Sudamericana



DESCRIPCIÓN : 

La dictadura militar, el llamado Proceso de Reorganización Nacional, dejó tras su brutal paso historias plagadas de dolor y pérdidas. En algunos cientos de casos la lucha de distintos organismos de derechos humanos logró torcer el destino macabro que aquellos emisarios de la muerte habían intentado forjar con sangre en la vida de miles de argentinos. La historia de Analía no es una historia más. Según el testimonio de sobrevivientes, nació en algún momento entre agosto y octubre de 1977. En un intento desesperado de que alguien pudiese reconocerla, su madre le atravesó los lóbulos de las orejas con un hilo azul. Quince días después de su nacimiento, la separaron de los brazos de su madre, quien luego sería asesinada en uno de los denominados #traslados#, conocidos más tarde como #vuelos de la muerte#. Su tío, como todos los responsables de la ESMA, estuvo entre quienes lo aprobaron. Su padre también permanece desaparecido. A los 27 años, gracias a la denuncia anónima de una mujer que recordaba haber visto al militar que la entregó, las Abuelas de Plaza de Mayo pudieron al fin encontrarla. Así descubrió que su nombre no era el que creía, que sus padres no eran sus padres, y que el engaño gestado por los militares durante la dictadura había conseguido sobrevivir a más de dos décadas de democracia. Su historia es la de un país que sigue luchando por conocer su pasado. En este libro, la mujer más joven en ocupar una banca en el Congreso de la Nación nos cuenta su historia. Su vida es un ejemplo de cómo la verdad, por más orquestadas y sistemáticas que sean la falacia y la mentira, siempre termina por imponerse y de que los lazos de sangre constituyen una realidad imposible de callar. Y su relato es, sobre todo, una forma de clamar a los cuatro vientos aquello que durante tantos años quisieron negarle, su propio nombre: Victoria